¡Traigan los ostiones, muchachos! Afrodisiacos y el incremento del deseo sexual


Es de Afrodita, la diosa del amors, de donde viene el nombre del tema de este post, porque dice una canción por ahí que el mejor afrodisiaco no son los mariscos sino el amor ¡awwwww bebé!


Ósea sí pero no tanto.


Nuestro placer sexual puede depender o no del amor pero ese es otro debate. En este articulo te venimos a hablar de lo rico de la vida, lo que viene siendo la fornicación de la rica y placentera en la que puede haber sentimientos de por medio o no. Hay diferentes tipos de afrodisiacos:


Hay sustancias que nos ayudan a soltarnos la greña (como dicen las tías), de pronto nos ponen de buenas, nos quitan las barreras mentales, nos aumenta el libido, nos pone ganosos. La gran mayoría de las veces tiene que ver con un proceso de estimulación de nuestro cuerpo que normalmente es por el alborote de la hormona.


La hormona de la felicidad y el éxtasis es la dopamina y hay pastillas que la elevan, también la testosterona le entra al juego y la MSH que es la responsable del celo en las criaturas de la naturaleza.


Hay otros afrodisiacos no tan sustanciales que más bien se asocian al como lucen; desde la antigüedad plantas y alimentos cuya forma natural se parece a los órganos sexuales han sido considerados como tal: el plátano, el pepino y los espárragos (pene); ostiones, ostras, duraznos (vagina).


Lo padre de esto es que afectan o al que los ingiere o al que los percibe de manera tal que se le alborota el aparato sexual y brincan como fieras salvajes para darte una sacudida digna de repetir.


Te dejamos nuestro catálogo con los afrodiciacos más efectivos de nuestro repertorio para que conozcas sobre ellos y compares marcas y beneficios para encender la llama de la pasión en tus encuentros sexuales. 

137 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo